Història

En Miramar, al costat de l'almàssera, destaca el famós claustre del convent de Santa Margarida de Palma, col·locat a Miramar el 1872. Del claustre original de Miramar es conserven quatre columnes recuperades per l'Arxiduc, que ens donen idea del que va poder ser el veritable claustre gòtic de Ramon Llull (1276). La façana de la casa conserva el dibuix (sgrafitti) que l'Arxiduc va trobar enn les cases d'Establiments. Ara el dibuix de la façana de Miramar és l'únic que queda a Mallorca. Dins de la casa, a la planta baixa, es conserva el sòl de l'antic monestir del segle XIII ia la cuina dels monjes.En aquesta planta hi ha una cabina autèntic del iot Nixe II de l'Arxiduc, amb fustes, elements, mobles, llibres , càmeres fotogràfiques i instruments de navegació originals. En una altra sala es pot contemplar el cenotafi de Wratislao Vivorny, primer secretari de l`Arxiduc .Es una magnífica escultura d'Antonio Tantardini de Milà, realitzada en 1879. Una petita biblioteca sobre Ramon Llull es conserva a l'antiga quadra d'animals (ases, muls o cavalls). En els exteriors destaquen el jardí de la Torre del Moro i els 13 ponts. A la capella sobresurt el tríptic amb el quadre de la Santíssima Trinitat al centre i als costats: un quadre de Ramon Llull a l'esquerra i l'altra banda el de Santa Catalina Tomàs, tots dos de Jacob Steinle. A més, hi ha una bella Verge, de marbre de Carrara, regal de l'emperadriu d'Àustria, "Sisi", a l'Arxiduc, que recorda les seves visites a Miramar en els hiverns de 1892 i 1893. Una altra Mare de Déu, aquesta regal del Papa Pius IX al Arxiduc, que es conserva en una capelleta a l'esquerra, d'estil neogòtic flamíger.

 

 

En Miramar, junto a la almazara, destaca el famoso claustro del convento de Santa Margarita de Palma,colocado en Miramar en 1872 . Del  claustro original de Miramar se conservan cuatro columnas recuperadas por el Archiduque, que nos dan idea de lo que pudo ser el verdadero claustro gótico de Ramon Llull(1276). La fachada de la casa conserva el dibujo (sgrafitti) que el Archiduque encontró enn las casas de Establiments. Ahora el dibujo de la fachada de Miramar es el único que queda en Mallorca. Dentro de la casa, en la planta baja, se conserva el suelo del antiguo monasterio del siglo XIII y en la cocina de los monjes.En esa planta hay un camarote auténtico del yate Nixe II del Archiduque, con maderas, elementos, muebles, libros, cámaras fotográficas e instrumentos de navegación originales. En otra sala se puede contemplar el cenotafio de Wratislao Vivorny, primer secretario del Archiduque.Es una magnífica escultura de Antonio Tantardini de Milán,realizada en 1879. Una pequeña biblioteca sobre Ramon Llull se conserva en la antigua cuadra de animales (asnos, mulos o caballos).

En  los exteriores destacan el jardín de la Torre del Moro y los 13 puentes. En la capilla sobresale el tríptico con el cuadro de la Santísima Trinidad en el centro y a los lados: un cuadro de Ramon Llull a la izquierda y al otro lado el de Santa Catalina Tomás,ambos de Jacob Steinle. Además, hay una hermosa Virgen, de mármol de Carrara, regalo de la emperatriz de Austria, "Sisi", al Archiduque, que recuerda sus visitas a Miramar en los inviernos de 1892 y 1893. Otra Virgen, ésta regalo del Papa Pío IX al Archiduque, que se conserva en una capillita a la izquierda, de estilo neogótico flamígero.

 

In Miramar, next to the oil mill, the famous cloister of the convent of Santa Margarita de Palma, placed in Miramar in 1872, stands out. From the original cloister of Miramar there are four columns recovered by the Archduke, which give us an idea of ​​what could have been the real Gothic cloister of Ramon Llull (1276). The facade of the house conserves the drawing (sgrafitti) that the Archduke found in the houses of Establiments. Now the drawing of the facade of Miramar is the only one left in Mallorca. Inside the house, on the ground floor, the floor of the old 13th century monastery and in the kitchen of the monks is preserved. On this floor there is an authentic cabin of the Nixe II yacht of the Archduke, with wood, elements, furniture, books , cameras and original navigation instruments. In another room you can see the cenotaph of Wratislao Vivorny, first secretary of the Archduke. It is a magnificent sculpture by Antonio Tantardini of Milan, made in 1879. A small library on Ramon Llull is kept in the old stable of animals (donkeys, mules or horses). In the exteriors, the garden of the Torre del Moro and the 13 bridges stand out. In the chapel stands the triptych with the picture of the Holy Trinity in the center and on the sides: a painting by Ramon Llull on the left and on the other side by Santa Catalina Tomás, both by Jacob Steinle. In addition, there is a beautiful Virgin, Carrara marble, gift of the Empress of Austria, "Sisi", to the Archduke, who remembers his visits to Miramar in the winters of 1892 and 1893. Another Virgin, this gift of Pope Pius IX at Archduke, which is preserved in a little chapel on the left, in a flamboyant neo-Gothic style.

 

 

Puentes de Miramar

Jardín de la torre del  Moro

Cenotafio de Wratislao Vivorny

Libro sobre la historia de Miramar

Presentación de libro

Presentación del libro escrito por Dª Concepció Bauçà de Mirabò. 29.10.2018. Costa Nord. Valldemossa. Hace unos meses Dª Concepció Bauçà de Mirabò me entregó el borrador de su libro “Ramon Llull i el Monestir de Miramar”, para que le diera mi opinión sobre él. Yo, exageradamente celoso por la buena fama del personaje y de ese singular paraje de Valldemossa, leí con avidez crítica el texto y quedé deslumbrado por la cantidad y calidad de las fuentes bibliográficas y las imágenes que había sabido encontrar la autora, magnífica historiadora, y por el ordenamiento cronológico y su impecable redacción. Yo había escrito una conferencia sobre el mismo tema, que pronuncié en el Colegio de San Francisco de Palma, el 27 de noviembre de 2008 y cuyo texto pueden encontrar en Internet. Conocía, pues, los vericuetos de la historia por donde se ha paseado la autora en este excelente libro sobre el Miramar de Ramon Llull y su devenir de más de siete siglos. Pero, tengo que reconocer que he quedado superado por la abundancia de las fuentes históricas citadas por la Señora Bauçà de Mirabò y por toda la calidad de su amplio texto y sus conclusiones. Nuestra familia, propietaria de Miramar, ha tenido la suerte de contar con testimonios de grandes maestros para reconstruir la historia viva del antiguo monasterio, en vínculo permanente con la villa de Valldemossa. Quiero destacar: En primer lugar lo acaecido después de Llull, a finales del siglo XV, cuando se organizó un Estudio luliano en Miramar, una de las raíces de la Universidad Luliana, con la ubicación de la primera imprenta de Mallorca por el valldemossín Nicolau Calafat, en 1487. En segundo lugar el nacimiento de la vocación religiosa de la valldemossina Santa Catalina Tomàs (1533-1574), en Miramar, bajo la orientación del ermitaño Padre Antonio Castañeda. En tercer lugar, en el siglo XVII, la reaparición del eremitismo en Miramar, con la llegada del venerable Joan de la Concepció Mir i Vallès (1624-1688) que fundó la Congregación de San Pablo y San Antonio, que está sepultado en Miramar y que instó al cartujo de Valldemossa, Padre Miquel Montserrat Geli, a escribir la Regla que rige a los actuales y queridos Ermitaños. En cuarto lugar, la venerable Sor Ana María del Santísimo Sacramento, monja dominica valldemossina de Can Costa, que enalteció con su famoso libro: Exposición de los cánticos de amor compuestos por el ínclito mártir y doctor iluminado beato Raimundo Lulio, en 1760. En quinto lugar, la llegada del Archiduque Luís Salvador de Austria, propietario y restaurador de Miramar, desde 1872 hasta su muerte acaecida en 1915. En sexto lugar, tengo que mencionar que la mayoría de los grandes lulistas de los siglos XX y lo que va del XXI han visitado o celebrado acontecimientos en Miramar, en especial el Canónigo D. Sebastián Garcías Palou y el filósofo y gran lulista valldemossín D. Sebastián Trías Mercant, que escribieron importantes trabajos sobre Miramar y, de forma destacada hoy, la publicación del libro “Ramon Llull i la historia de Miramar”por la historiadora Dª Concepció Bauçà de Mirabò, dignamente editado por D. Lleonard Muntaner, que es el acontecimiento que nos trae aquí, esta noche, a celebrarlo con enorme satisfacción. Deseamos que el público lector encuentre en esta magnífica obra lo que sufrió, a lo largo de más de setecientos años, ese lugar: Miramar; tan emblemático en la historia de Mallorca. Nuestra gratitud y felicitación a la autora, al Editor, a D. Enric Calafell, por sus fotografías llenas de belleza y misterio, y a las Instituciones que han patrocinado la publicación del libro: “El Departament de Cultura i Patrimoni i Esports” del Consell de Mallorca y al “Ajuntament de de Valldemossa”, en especial a su Alcalde D. Nadal Torres y al Regidor de Cultura D. Dìdac Alcalà i Villa. Por último, no quisiera dejar de mencionar, como la autora indica en la página nº 13 de este libro (número luliano de Miramar), que yo estoy trabajando sobre la lógica matemática para explicar a Ramon Llull, ya que no se le entiende; y agrego: de forma humilde, pero con total determinación lo hago, porque tengo el apoyo de los profesores: D. Pere Villalba Verneda de la Universitat Autònoma de Barcelona, D. Roman Adillon Boladeres de la Universitat de Barcelona, D. Llorenç Valverde de la Universitat de les Illes Balears y D. Xavier Calpe del Antonianum de Roma.

A todos Vds. muchas gracias.

José María Sevilla Marcos